El deporte y la salud es una conjunción que genera beneficios incontables para el organismo y el llevar una alimentación sana, equilibrada y con la cantidad apropiada de cada tipo de nutriente no hace sino mejorar nuestro estado físico y también mental.


Es por ello que varios estudios han demostrado que a la hora de hacer deporte es más que recomendable ingerir frutas y verduras, en concreto unas 10 porciones al día, algo que puede parecer mucho pero que, si las introduces a lo largo del día a través de mermeladas o zumos en el desayuno, una o dos frutas a media mañana, una ensalada con tomate, lechuga, zanahoria o frutos rojos, entre otras innumerables opciones y para la tarde o antes de tus partidos comer otras dos piezas, ya fácilmente llegas a las 6/7 raciones.





Los científicos que realizaron el estudio llegaron a esta conclusión tras analizar los datos de 95 estudios diferentes, que combinados incluían los hábitos alimentarios de dos millones de personas. Estiman que cada año se podrían evitar 7.8 millones de muertes prematuras en todo el mundo si la gente comiera a diario esas 10 porciones de frutas y vegetales que recomiendan.